Jabón Natural Elaborado en Frío

Las ventajas de las saponificación en frío es que el jabón elaborado en frío conserva las propiedades naturales: son jabones mucho más suave y delicado.

La gran diferencia en el proceso de saponificación en frío es que requiere de más paciencia y cuidado. Tras el proceso, una vez extraídos del molde, los jabones requieren entre 4 y 6 semanas de “maduración”. Este proceso es muy importante, pues en este tiempo posterior a la elaboración el jabón se endurece y el secado ha de ser cuidadoso y hecho en un entorno climático idóneo, con la adecuada exposición solar y un clima cálido y seco.

Mostrando todos los resultados 22