Mundo Nature

¿Cómo reciclar tu cepillo de bambú?

 

Si te has decidido a dar el salto y cambiar tu cepillo de plástico por uno de bambú… ¡Enhorabuena!
Has elegido una alternativa respetuosa con el medioambiente y, aunque te parezca algo pequeño, es mucho!

Hora del cambio

Como todo cepillo, por higiene, necesita un cambio. ¿Ya han pasado los 3 o 4 meses de vida? Pues toca cambio, pero también desechar el viejo.

Como ya sabes el mango de estos cepillos está hecho de bambú que es 100% biodegradable.

Sin embargo, las cerdas están hechas de Nylon 6*, el plástico de mayor grado de degradación del mercado y recomendado por los especialistas de la salud bucal.

Por lo que, tanto el mango como las cerdas, van en contenedores separados.

A continuación te contaremos como desechar de manera correcta tu cepillo de bambú.

*Se utiliza Nylon 6 por que es la opción vegana a los cepillos de bambú con cerdas naturales.

Reciclado en 3 pasos

Separar

PASO 1: Quita las cerdas del mango

Primero, debes separar las cerdas con una pinza o tenazilla y depositarlas en el contenedor amarillo destinado para residuos plásticos.

Reciclar

PASO 2: Desecha el mango

Queremos asegurarnos de que el mango de bambú, 100% biodegradable, se convierta en un elemento compostable para nuestro medio ambiente. Asegurémonos de desecharlo correctamente, en el contenedor de basura orgánica o en el de compostable (si lo hubiese en tu ciudad), donde se deposita la basura orgánica. También lo puedes echar en el jardín de tu casa o en tu compostera si tienes una.

Reutilizar

PASO 3: Otras alternativas

Para no desechar tu cepillo de bambú: ¡Reutiliza y dale una segunda vida al mango! Puedes usarlo para limpiar pequeños rincones o juntas o puedes usar el mango para las macetas... Hay muchas ideas de reciclaje en Internet que podrán ayudarte a reutilizar muchas cosas.

 

Afortunadamente, existen personas y empresas que se preocupan por el medio ambiente. Se ha creado un sinfín de soluciones eco amigables alternas al plástico.
Por que se puede vivir en un mundo más libre de plásticos.

Un pequeño gesto es un gran paso

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *