Jabones Rústicos

Jabón Rústico de Aceite de Oliva: Volviendo a los orígenes

Antiguamente el jabón se hacia en casa, el aceite de oliva era usado para algo más que aliñar ensaladas o dar sabor a los platos.

Un componente natural que a lo largo de la historia se ha usado para infinidad de cosas y que, hoy en día, se está volviendo a usar.

Lo podemos encontrar en una gran variedad de productos cosméticos:

  • Cremas
  • Aceites corporales
  • Champús
  • Jabones
  • Exfoliantes

En este caso hacemos referencia a los jabones.

Jabones rústicos con base de aceite de oliva.

Estos jabones, de fabricación Española, tienen como base el aceite de oliva y están fabricados de manera muy próxima a la tradicional.

No contienen:

  • Colorantes.
  • Aceites de palma.
  • Conservantes.
  • Detergentes químicos
  • No testados en animales
  • Glicerina adicional (únicamente la obtenida del proceso de fabricación en frío del jabón, que aporta hidratación a la epidermis).

Están fabricados con Aceite de Oliva 100% español pero con un diseño y presentación rústica. El jabón de aceite de oliva es el cosmético más afín a todos los tipos de piel.

Destaca por su capacidad de restaurar los niveles naturales de humedad de la piel, protegiéndola de los agentes físicos externos.

Además, favorece la regeneración de la epidermis, manteniéndola hidratada, limpia y nutrida. Produce una increíble y suave espuma.

Están elaborados con ingredientes vegetales de primera calidad, 100% naturales y biodegradables, por lo que son respetuosos con el medio ambiente. 

Beneficios

Además del aceite de oliva incluyen, en cada formato, distintos principios activos tales como:

  • Aloe Vera: Hidratante y altamente regenerador recomendado para pieles muy secas y arrugadas.
  • Aceite de Argán: Atenuar las cicatrices, las arrugas y aporta tersura y suavidad. Quemaduras solares e irritaciones cutáneas. No obstruye los poros, recomendado para pieles grasas/acné.
  • Cedro: Regula el exceso de grasa en la piel. Astringente. Recomendado para pieles grasas.
  • Rosa Mosqueta: Nutre, hidrata y regenera todo tipo de pieles, especialmente las pieles secas, con estrías, cicatrices, psoriasis o líneas de expresión, frena el envejecimiento prematuro de la piel y favorece la cicatrización.
  • Caléndula: Calmante y regeneradora.
  • Árnica: Curación de moratones, esguinces, dolor múscular, hinchazones y en general, dolencias de huesos, tendones o músculos. También se utiliza con éxito para las estrías del embarazo.

Curiosidades

  1. A diferencia de otros jabones sin palma, esta receta produce una increíble espuma y no endurece pronto.
  2. Se puede usar tanto para cara, como cuerpo o cabello.
  3. Una pastilla de 100g cunde tanto como una botella de gel tradicional.
  4. Son 100% naturales y biodegradables, por lo que son respetuosos con el medioambiente y no dejan residuos tóxicos en el agua.

Puedes adquirirlos o encontrar más información en nuestra tienda haciendo clic aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *